Como usar las redes sociales

Existen varias deficiones de web 2.0 pero  desde el punto de vista de la psicología lo que nos interesa es que la web 2.0 representa un nivel muy elevado de interactividad utilizando aplicaciones on-line y allí donde hay dos podemos hablar de gestión de la comunicación, de ideas y sobre todo de emociones.

Las redes sociales le dan a la persona de a pie voz y voto y  desde el punto de vista del marketing esto puede ser preocupante. De hecho hace 15, 20, 50  años la marca se definía por las campañas publicitarias al estilo Mad Men, esto ya no es asi y para las empresas darse cuenta de este cambio puede no ser agradable: han perdido el control sobre el mensaje.

Ahora es imprescindible rastrear la red para ver si alguien en algúna pagina de facebook hace referencia a la marca o si un blogger cuenta algo sobre el producto o incluso a que ferias sería bueno concurrir y a cuales no.

La folksonomía, la necesidad de etiquetar y conocer , organizar y encontrar contenido que no está organizado requiere de nuevas estrategias.

Los tiempos son distintos y eso requiere afinar ciertas competencias: ahora mismo no hay empresa, publicista, periodista, profesional o manager que no esté participando, tanto por producir contenido o por recibirlo:  está  allí, con lo cual ya no se trata de estar o no en las redes, sino  de  analizar qué sucede y que NOS sucede cuando estamos.

Creo que se hace demasiado hincapie en las estrategias y en la técnica y no se está trabajando la filosofía del proceso 2.0. En este sentido el psicólogo interesado en estos temas se encuentra con un reto:

Los psicólogos no nos hemos formado con esta realidad pero como no hay nada nuevo bajo el sol, si tenemos (en algunos casos) la suficiente formación, podemos utilizar nuestro conocimiento para analizar las razones menos obvias del comportamiento del usuario y sacar conclusiones que nos permitan lograr  objetivos. Y este es un paso ineludible en cualquiera que quiera no desilusionarse con el potencial enorme que las redes tienen. Nada es blanco o negro,  en social media la gama de grises es demasiado amplia.

En definitiva:

No se trata de estar en las redes por estar  o porque toca seguir la tendencia. Usar una red social debe ser una decisión basada en un objetivo y tiene que haber una razón y una motivación para usar ESA y no otra.  De lo contrario puede suceder que te encuentres analizando las horas que has pasado en los últimos tres meses tirando adelante este blog por ejemplo y concluyas que no has conseguido casi nada a cambio. Pero puede que no estes valorando la situación como debieras.

¿Quieres ser encontrado en google? plantéate antes que nada  para qué y por qué quieres  posicionarte en los buscadores, quienes son tus “interlocutores” y despúes solo después centrate en como lo harás, recuerda que en la red se trata más del otro que de tí mismo, pero conocer tus propias motivaciones es parte de la solución. No hacerlo tiene costos económicos y de imagen demasiado elevados.

La vieja idea de no dejarse llevar por lo urgente sino por lo importante.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.