Hacer ejercicio libera el estrés laboral

 

 

Una investigación encontró que las personas que hacen más ejercicio se estresan menos en el trabajo.-

¿Sabías que el síndrome de bornout laboral ocurre cuando las personas se encuentran demasiado estresadas por su trabajo al punto que les duele hasta pensar, pero que con unas cuantas horas de ejercicio a la semana tanto este síndrome como la depresión tienden a desaparecer?

De acuerdo con Sharon Toker, una de las investigadoras del tema desgaste ocupacional y síndrome de bornout laboral de la universidad israelí de Tel Aviv, indicó que cuando una persona están absorbida por el estrés de su trabajo experimenta fatiga física, cognitiva e interpersonal.

El estudio, publicado en Journal of Applied Psychology,  afirma que las personas que hacen cuatro horas de ejercicio a la semana, repartidos a lo largo de la semana y de acuerdo con su condición física, experimentan beneficios en su salud física y emocional, aunque desde las 2.5 horas a la semana las mejoras ya son notables.

La recomendación de los expertos es que las actividades sean menos estresantes, pero si no es posible, Toker indica que realizar actividades físicas en el tiempo libre, ofrecen una herramienta certera del manejo del estrés.

Según los investigadores el estudio pretendía indagar la relación entre burnout y depresión pero, al incluir la variable ejercicio, les dio respuestas mucho más útiles.

Para realizarlo midieron y tomaron muestras de sangre, orina y electrocardiograma a  1632 trabajadores de diferentes campos laborales y encontraron que quienes más actividad física hacían tenían menores niveles de estrés laboral, y por lo tanto el síndrome de burnout y la depresión eran casi inexistentes.

Para evaluar la salud emocional, los investigadores  aplicaron una prueba de cuestionario psicológico.

A los participantes se les dividió en cuatro grupos:

uno que no realizaba actividades físicas del todo,

otro que hacía entre 75 y 150 minutos a la semana,

otro entre 150 y 240 minutos por semana

y en el cuarto grupo se ubicaban quienes hacían más de 240 minutos de ejercicios a la semana.

“En quienes hacían 240 minutos (cuatro horas) de ejercicios a la semana o más el impacto del burnout y la depresión era casi inexistente; pero incluso 150 minutos (2.5 horas) ayudan a las personas a mejorar su día laboral con mayor eficacia y autoestima”, dijo Toker.

“La actividad física beneficia a todos en una empresa. No solo se trata de combatir la obesidad. También los trabajadores se sentirán mejor, el ausentismo laboral será menor y y la productividad será mayor”, señalaron.

Sin embargo, también hicieron énfasis en la necesidad de ejercitarse el tiempo y el número de días acorde a la condición física de cada persona, y que tampoco se trataba de hacer las cuatro horas de ejercicio en un solo día, sino de repartir el ejercicio a lo largo de la semana, para obtener resultados sanos. (Con información de El Universal)

Fuente:http://www.sumedico.com/nota11355.html

Anuncios

Los comentarios están cerrados.