Si me dejara de doler: estrés y TIC

Fatiga crónica, fibromialgia, dolor de cabeza, contracturas, pérdida de la memoria reciente, trastornos del sueño. Podríamos afirmar que más de la mitad de las consultas en atención primaria se refieren a sintomas relacionados con dolores varios, agobio, distracciones reiteradas, etc.

La respuesta más rápida, cuando no se acompaña de extenuantes exámenes complementarios+ los correspondientes analgésicos, antinflamatorios y psicofármacos ansiolíticos y antidepresivos apunta a “está Ud muy estresado”.

El estrés es ese síndrome descrito por Hans Seyle en 1952 como una medida de alarma y defensa del organismo ante lo que se percibe como una “agresión”. El estrés es una respuesta primitiva y como tal necesaria;  buscar sus causas en las actuales condiciones de vida  en el que es un  “mal de la época” requiere no obstante un ejercicio de observación.Desde nuestro punto de vista uno de los temas centrales en estas cuestiones es la baja tolerancia a la frustración ;  el enfado por no poder : no poder conseguir YA, no poder controlar, no poder anticiparme.

La psicopatología de este tiempo se suele denominar “de borde” y su abordaje obliga a combinar de una manera original la teoría y la técnica psicológicas.

Por ejemplo: no se puede minimizar el impacto que el uso de las nuevas tecnologías tiene en el día a día. ¿Qúe tiene que ver eso con estar estresado?:

Una cliente me cuenta que por su trabajo de directora de ventas atiende un promedio de 60 llamadas diarias, revisa su correo tres veces al día, recibe una docena de mensajes de texto más las reuniones presenciales, viajes de negocio, vida familiar, uso de chats y redes sociales que actualiza una vez al día. Otro comenta que como su empresa es una multinacional con filiales en Shangai sus colegas levantan el telefóno a cualquier hora…no importa que en Barcelona sean las tres de la mañana. Una cuestión de límites claro….el “full time” se transforma en “full life”.

La inmediatez de la respuesta se acompaña de sobrecarga muscular y tensiones…es ahí en donde surgen los temas de cambio de hábitos: “haga usted más ejercicio!”..una sugerencia útil pero que significa mayor gasto de energía si no se acompaña de fitness mental.

Y¿ qué es el fitness mental?: a mayor cantidad de palabras que nos bombardean menor la capacidad de entender lo que se nos dice y mayor la capacidad de olvidar.

Vivimos enredados en una lógica de la recepción, la incorporación y la expulsión: se nos obliga a mirar como forma de incorporar, la palabra ha caído en desuso : “una imágen vale más que mil palabras” …es verdad pero cada palabra no dicha carga un músculo, agota, multiplica la actividad cerebral y el desgaste físico de seres que son básicamente HABLANTES.

En este contexto, revalorizamos el cuidado de la subjetividad como un arma poderosa en la que la palabra ordena y codifica. Se trata de apagar el ordenador a tiempo, dejar los pulgares en paz, ordenar el tiempo que nunca es sincrónico, desarrollar la escucha interna.

Las nuevas tecnologías son importantes e imprescindibles, ya lo venimos diciendo, pero cuando el cuerpo grita es porque el ruido de la mente le impide hacer lo que mejor hace: sentir placer.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s