Aprendiendo de Pep: productividad y liderazgo

El Barcelona es un equipo tan transparente como ortodoxo: los delanteros están para marcar los goles -anotaron Messi y Pedro-, los medios para generar el juego -nadie tiene el ojo de Xavi-, los zagueros para defender -Piqué, Puyol y Milito no dieron opciones a los atacantes y el capitán aceptó sin rechistar ejercer de lateral- y al portero le corresponde parar, extremo que Valdés cumplió de manera fenomenal….”…………………………………………….

“El mérito de Guardiola es tener un plan y saber gestionar la plantilla para que actúe al servicio de la causa común. Ningún cambio es más revelador para entender que el egoísmo está prohibido que la suplencia de Henry en beneficio de Pedro. El tinerfeño fue en Madrid el ejemplo perfecto del ideario de Guardiola, meticuloso y organizado, obsesionado con la perfección.”

Fuente:http://www.elpais.com/articulo/deportes/Masia/venta/elpepidep/20100412elpepidep_1/Tes

__________________________________________________________________________________________

Parecería que todo es obra de un milagro o de la estrategia original y oculta de un entrenador o de las maravillosas piernas de Messi a quién sus genes futboleros y la obstinación de su padre más la constancia de las reglas de La Masía han convertido en un moderno gladiador a punto de destronar al consabido “Maradona es dios”…

Pero la verdad es que lo que pasa con el Barça no es más que un ejercicio de teoría de los grupos.  Y como tal puede servirnos de ejemplo para cualquier análisis sobre productividad y liderazgo.

Un grupo -según Pichón Riviere- es un conjunto restringido de personas que, ligadas por constantes espacio temporales, se propone en forma implícita y explícita una tarea que conforma su finalidad, interactuando a través de complejos mecanismos de asunción y adjudicación de roles.

Así, de acuerdo al marco teórico de la psicología social, la meta de los grupos operativos es aprender a pensar. En efecto, no puede perderse de vista que el pensamiento y el conocimiento son producciones sociales.Necesariamente, para aprender a pensar, el individuo necesita del otro, lo central de un grupo operativo es centrarse en un objetivo.

Pensar, siempre es pensar en grupo.

Esto significa que el grupo evita perderse  en los aspectos que lo llevan a  ataques y fugas entre sus miembros o en liderazgos mesiánicos para centrarse solo en lo que le da sentido: ESTAMOS AQUI PARA….. lo que nos acerca a ese “para qué” sirve , lo demás NO!…más claro un margarita on the rocks.

La tarea es un proceso por el cual los integrantes de un grupo recorren un camino, superando el aislamiento individualista, cuestionando las certezas,  pudiendo integrar los aportes de otros, es algo creativo, su riqueza radica en el proceso mismo, donde lo importante, es el paso mismo de construcción de una vieja a una  nueva estructura de relaciones entre las personas del grupo; podemos enunciarla como una superación  del caos.

La tarea es un acto creativo que se realiza  trabajando sobre la comunicación, sobre las fantasías, deseos, ideologías, etc. implica atravesar obstáculos que generan un estancamiento en el aprendizaje y un deterioro en la comunicación.

Todo cambio genera siempre un monto de ansiedad.

En los grupos (operativos) es importante la indagación de aquellas ansiedades que determinan cierto tipo de interacción, para poder trabajarlas.

La dinámica de Guardiola incluye la idea de que si llegas tarde al entrenamiento pagarás una multa porque TODOS te esperan pero además fortalece el vínculo grupal a través de una rutina en la que la gratificación no está exenta: la tarea no es  solo  una pesada carga sino en si misma es lo que justifica que el grupo se una.

El jefe/ líder que puede desarrollar éste estilo de grupo operativo de trabajo tiene todas las de ganar: la idea es dirigir sin hacer daño y para esto es importante:

1) Saber adonde se debe IR y por qué (objetivo)

2) Conocer las fortalezas y debilidades de los miembros del grupo y pedirle a cada uno según su capacidad al tiempo que le da lo que necesita

3) Ser un buen gestor de emociones: saber enfadarse sin lastimar, poner límites sin atacar, saber reconocer el estado de ánimo de los colaboradores y sobre todo NO TEMERLE a las emociones

4) Saber separar  lo personal y lo profesional

5) Desarrollar un sentimiento de responsabilidad colectiva con el que se disfruta aunque sea un esfuerzo. “Un placer sano y natural por mandar en el mejor de los sentidos”((JM Galí Izard).

Concluyendo:

El liderazgo y la productividad no son aspectos unilaterales: se trata de un proceso en el que se elabora un gran resultado a partir de resaltar en cada momento las actitudes y conductas necesarias para lograr  un objetivo común.

No se trata de ningún milagro, pero requiere trabajo….mucho trabajo.

Bibliografía.

-Pichón  Riviere, E. : El proceso grupal. Del psicoanálisis a la psicología social (I). Ed. Nueva Visión año 1985

– Galí Izard, JM : El jefe que maltrata y la empresa que no repara. Ed. Gránica.2006

http://www.soccergaming.tv/showthread.php?p=2644066

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s